Inicio » General » ¿Cómo sobrevivir a los vuelos de larga distancia?

¿Cómo sobrevivir a los vuelos de larga distancia?

A menudo, la causa del estrés o la incomodidad, los vuelos de larga distancia a veces asustan a los viajeros menos experimentados. Gracias a estos pocos consejos fáciles de seguir, los vuelos largos serán más agradables para usted.

Buenos hábitos para adoptar

La elección de tu asiento es fundamental. Tener un asiento junto a la ventana es ventajoso para admirar e inmortalizar el paisaje desde el cielo. Sin embargo, tenga en cuenta que puede molestar a sus vecinos cada vez que se levante. Prefiera los asientos de pasillo si no le gustan los espacios reducidos o si planea pararse con frecuencia durante el viaje. 

En cualquier caso, para mayor comodidad, evite las filas cerca de los baños y cocinas, así como las áreas ruidosas cerca de los motores. Además, evite colocar equipaje de mano debajo del asiento frente a usted, ya que esto reducirá el espacio para las piernas y la libertad de movimiento.

La posición estática durante el vuelo no es favorable para el sistema cardiovascular. Para irrigar mejor las venas y estimular una buena circulación sanguínea, es mejor ponerse de pie dos o tres veces durante un viaje largo. 

Los pocos pasos que se toman durante estos movimientos evitan ciertos problemas cardíacos. También en esta perspectiva, se recomienda usar medias de compresión y ropa no demasiado ajustada.

Incluso si a veces parece indetectable, la deshidratación es común en vuelos de larga distancia. El buen reflejo a adoptar es beber agua con regularidad. Tenga cuidado con las bebidas alcohólicas que promueven la deshidratación y que, para algunos, pueden causar mareos. Este fenómeno también es la causa de la sequedad en los ojos. Para ello, es mejor sustituir las lentillas por unas gafas graduadas.

Los viajeros informados no se olvidan de traer diversos utensilios destinados a favorecer el sueño durante el vuelo. Entre los imprescindibles se encuentran la máscara anti-luz, el cojín del reposacabezas y los tapones para los oídos. También se recomienda la ingesta de alimentos saludables y ligeros, así como bebidas no alcohólicas. También puede pedirle a su médico que le recete un sedante adecuado para su condición.

A pesar de estas precauciones, dormir en un vuelo de larga distancia no es fácil para todos. Para no aburrirse durante las largas horas del vuelo, no olvide traer un buen libro, una revista o juegos (video, aplicaciones para teléfonos inteligentes, etc.). Ver una película o una serie también es una buena alternativa para ocupar tu mente durante el viaje.

Algunos casos especiales

Viajar embarazada

Estar embarazada no detiene tu sed de descubrimiento y nuevos horizontes. Si tu ginecólogo no tiene ninguna contraindicación particular, puedes realizar un vuelo de larga distancia sin riesgo. En general, las aerolíneas permiten vuelos hasta el octavo mes de embarazo.

El uso del cinturón de seguridad es obligatorio durante el despegue, el aterrizaje y las zonas de turbulencia. Esto puede causar compresiones en su abdomen, pero es un factor de seguridad para usted y su bebé. Como puede levantarse con más frecuencia, prefiera asientos cerca del pasillo para facilitar su movimiento durante el viaje. Por último, no olvide decirle a la anfitriona que cuida de su zona y que se ocupará de usted durante su viaje.

Viajes familiares

Si viaja en familia, debe asegurarse de que todos encuentren lo que buscan. Además de las recomendaciones generales sobre la elección de asientos y el comportamiento a tomar durante el vuelo, también es necesario tener en cuenta la diferencia horaria. 

La organización de los niños pequeños parece más sensible a los cambios de horario. Para evitar cualquier inconveniente, lo mejor es adaptarlos gradualmente a los ritmos locales. Dormir durante parte del viaje es favorable para gestionar mejor los efectos del jet lag, por tanto, es preferible un viaje nocturno.

Enfermedades menores y tratamientos médicos.

Planifique un tratamiento adecuado para problemas menores de salud como resfriados o caries, ya que el aire presurizado dentro del avión podría promoverlos.

Si está recibiendo tratamiento médico, recuerde preparar con antelación todos los elementos que necesitará durante el vuelo. A continuación, se ofrecen algunos consejos para viajar en avión con medicamentos.

Trotamundos conocedores o entusiastas de los viajes, pueden compartirte sus testimonios y sus valiosos consejos para sobrevivir en vuelos de larga distancia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *