Inicio » Norteamérica » Aguas termales de México: Un sitio que debes visitar
Mejores aguas termales en méxico

Aguas termales de México: Un sitio que debes visitar

Las aguas termales de México son de esos puntos que llaman turistas, tanto de la nación como de afuera, día tras día. Y a muchos otros que acuden a ella por sus grandes propiedades fisioterapéuticas.

Para visitarlas hay más de una opción, y hablaremos de cada una de ellas aquí.

¿Qué sabes de las aguas termales de México?

Muchas personas ni siquiera saben dónde disfrutar de las aguas termales en México, por lo que es fácil entender que su conocimiento sobre lo que es una atracción turística natural es verdaderamente limitado, y esto es algo que amerita ser reforzado.

Primero que nada, este es un fenómeno que está muy presente en la nación, por lo que es común que los viajes de muchas personas se vean influenciados por la necesidad de visitar estos lugares. Pueden encontrarse desde Hidalgo hasta Aguascalientes, y en más de un punto de relevancia.

En caso de que no sepas qué son las aguas termales, estas son corrientes que vienen de las capas subterráneas de la Tierra, las cuales se encuentran a una mayor temperatura que la ambiente. Sirven para aliviar el estrés, eliminar toxinas, reactivar el metabolismo, regenerar la piel, entre muchas otras cosas.

Es entonces un acierto pensar que el interés de las aguas termales de México se ve movido mayormente por aquellas personas que conocen el potencial terapéutico que poseen. Aparte de que, como atracción, ofrecen una experiencia que en muy pocos otros escenarios se podría decir que se obtiene una vivencia similar.

¿Dónde disfrutar de las aguas termales en México?

Tlacotlapilco, Hidalgo

En este caso se trata de u parque acuático y ecológico de la comunidad hidalguense en donde se combinan todos los beneficios que pueden ofrecer las aguas termales, nacientes al margen del Río Tula, con una abundante vegetación.

Es ideal también para aquellas personas que quieran conocer un poco de la fauna endémica de Hidalgo, podrán ver desde coyotes, hasta pequeñas ardillas y conejos. Aparte de algunos árboles como es el caso de los sabinos, los ahuehuetes y los nogales. Es una aventura que nadie debería perderse.

Chignahuapan, Puebla

Las aguas termales de esta región nacen de un manantial que se encuentra al pie de las montañas, y tienen la capacidad de llegar hasta los 51ºC en un día normal. Por lo que es mejor tener precaución a la hora de entrar a las mismas, en especial si es primera vez.ç

Están en un lugar muy ameno, en donde verás albercas techadas y también otras al aire libre. De igual forma, existen servicios básicos en el complejo para que no tengas que salir de él para ir a un buen baño, o por comida. Sólo recuerda no ensuciarlo.

Los Azufres, Michoacán

Si quieres vivir la experiencia de aguas termales en México semejantes al estado natural de éste fenómeno, o lo más que se pueda, la mejor opción que se tiene es la de este balneario que se encuentra en medio de paisajes boscosos y vistas que te harán nunca querer irte.

También se le conocen como aguas sulfurosas, y ya es una cantidad incontable de personas que a estas les atribuyen grandes propiedades curativas. Las puedes encontrar en albercas y pozos tanto naturales como artificiales dentro del parque. Un espacio ameno que toda la familia puede disfrutar.

El Carrizal, Veracruz

Este es el sitio en el cual todos los practicantes de rafting de la zona se reúnen. En caso de que no lo sepas, el rafting es un deporte de aventura el cual consiste en descender varias personas en una embarcación sin motor por un río de aguas bravas. No cabe duda el por qué necesitan luego relajarse.

El sitio es ideal para la relajación por el hecho de que ofrece no sólo aguas sulfurosas, sino también una espectacular vista del Río Pescadito-Jalcomulco. Si quieres ver más que sólo vegetación y fauna, quizá tengas suerte con un espectáculo de Rafting.

Las Huertas, Morelos

Este es un sitio ideal para aquellos que aman las albercas y los jacuzzis naturales, los mismos se encuentran colocados en desniveles de forma que se generen alegres cascadas por doquier, por lo que lo hace un excelente espectáculo visual que se puede apreciar por horas.

Muchas personas simplemente entran en ellas, cierran sus ojos, y se dejan llevar por el sonido del agua que cae. Algunos dicen que incluso, en ese estado de relajación, se puede sentir como el calor de las aguas termales regenera la piel, por lo que nunca está de más darles una oportunidad.

The Mayan Baths, Guanajuato

Este es sin duda alguno un complejo de lujo, si quieres aguas termales con spa en México esta es la opción que debes tomar. Más allá del beneficio del simple hecho de la naturaleza, el complejo ha convertido su espacio en un gran centro justo fuera de San Miguel de Allende.

De lo que puedes esperar en este sitio están sus grutas subterráneas, sus túneles de cuarzo y cristal, y cuevas llenas de velas para que te sientas desconectado de todo lo que has dejado fuera, una experiencia a la que nada se le compara.

Ojocaliente, Aguascalientes

Este estado de México lleva este nombre, precisamente, por la gran abundancia de aguas termales que se encuentran en la zona. Por lo que es uno de los principales sitios que se recomiendan cuando una persona va a viajar sólo para vivir la experiencia.

Sin embargo, el único lugar de la ciudad en el cual se sigue permitiendo que se disfruten estos baños reparadores es en los baños termales de Ojocaliente. Por lo que ya sabes exactamente dónde dirigirte si estás por la zona y no quieres dejar pasar la oportunidad de un buen momento.

¡Lo que debes saber de las aguas termales de México!

Ahora que sabes dónde están las aguas termales de México no podemos dejar pasar la oportunidad de darte un par de recomendaciones que pueden hacer que tu visita al sitio sea mucho más placentera, en especial si es la primera vez que irás:

  • Lo mejor es llevar tanto ropa como zapatos cómodos.
  • Al salir de los baños es siempre recomendado que las personas se abriguen, por lo que un par de mantas no pueden faltar en los bolsos.
  • Lo mejor es que se usen trajes de baño adecuados, no se recomienda sumergirse con ropa tales como las camisetas, sudaderas, o ropa que arrope, esto no permite la eliminación del calor del cuerpo y puede hacer que las personas se descompensen.
  • Para prevenir la deshidratación se recomienda que las personas estén en constante consumo de agua.
  • Lo mejor no es bañarse directamente cuando se llega de hacer un viaje largo, lo que más se recomienda es esperar unas 24 horas para que el cuerpo pueda irse y así se eviten problemas como los mareos o el desgano por la falta de costumbre climática, en especial cuando la temperatura termal es muy alta.

¿Estás pensando en ir a alguna de ellas?

Sin duda alguna visitar las aguas termales de México es una de las grandes cosas que se deben hacer dentro del país. Te recordamos que, en especial en este tipo de experiencias, se debe ser muy precavido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *